No hay comentarios

Tips para aumentar el valor de tu vivienda

Una vivienda por sí misma aumenta su valor con el paso de los años. Sin embargo, existen factores independientes al valor real del inmueble que intervienen en la plusvalía. Echemos un vistazo:

Aunque la condición actual del inmueble determina en gran parte su valor, el mantenimiento y las mejoras que se realicen antes de ofrecerlo al público permiten elevar el precio de venta final.

Las mejoras dependen de las necesidades que presenta cada inmueble. No obstante, estas son algunas adecuaciones que deberías valorar.

  • Baño: Aunque la vivienda tenga una apariencia neutral, la cocina y el baño delatan la antigüedad del inmueble. Existen varias tendencias de interiorismo que impactan en una vivienda y contar con un diseño actual, no solo le aportará modernidad, sino que también favorecerá su valor. Asimismo, considera que el sanitario es la habitación a la que más uso se le da, por lo que su desgaste es mayor. Para no invertir demasiado, concéntrate en cambiar los muebles de baño, ampliar el tamaño del espejo y agregar un gabinete donde puedan guardarse los artículos de higiene.

Cuánto vale mi casa? ¿Cómo calcular el valor de mi vivienda?

  • Cocina: Los acabados de una cocina encarecen el precio de venta o renta de una vivienda, si solo tienes presupuesto para invertir en una habitación, concéntrate en esta área. Recuerda que a las personas les llama la atención un espacio amplio, ventilado y con suficientes áreas de almacenamiento. Si buscas algo accesible pero que dé realce, contempla el uso de azulejo, concreto aparente y madera. No descartes por completo el mármol o el granito, ya que estos materiales son ideales para las barras y cubiertas de cocina. También utilizar colores neutros en paredes como y mobiliario generará una impresión de limpieza y orden.
  • Pisos: Aunque su repercusión no es tan grande en el valor de la vivienda, puede influir en la decisión de compra. Procura que sean pisos fáciles de limpiar y evita la colocación de baldosas estampadas, pues en su mayoría son impresas y con el uso se despintan.
  • Ventanas y puertas: No solo se trata de embellecer la apariencia del inmueble, las puertas y ventanas deben ofrecer un plus como incluir recubrimientos que aíslen el frío y el ruido exterior.
  • Iluminación: La iluminación influye en el estado de ánimo de los compradores. Entre mayor iluminación tenga una habitación (principalmente luz natural), las personas se sentirán más felices. Si la vivienda no cuenta con amplias ventanas, puedes agregar focos en cada rincón para mantener una iluminación completa. Utiliza focos que asemejen la luz natural y de preferencia que sean led.
  • Armarios: Los espacios de almacenamiento de un inmueble encarecen su precio en el mercado. Aprovecha los espacios muertos de la casa para fijar un armario que le permita a los futuros dueños organizar esos artículos que no tienen una ubicación específica.
  • Jardín: No es necesario contar con un amplio jardín para brindar un ambiente natural dentro de la vivienda. Puedes habilitar una zona del inmueble con plantas que no requieran mucho mantenimiento, sembrar pasto en el patio trasero y colocar accesorios para invitar a los nuevos propietarios a aprovecharlo.
  • Presupuesto: Antes de iniciar el proceso de remodelación, cotiza con diferentes proveedores el costo de los materiales y la mano de obra, haz una comparación entre el valor potencial de la propiedad con las remodelaciones y el costo de la remodelación. De esa forma, también sabrás si es viable realizar todos los cambios o elegir solo los indispensables.

Además, hay que tener en cuenta que una remodelación disminuye significativamente la edad del inmueble y acrecienta el tiempo de vida útil, favoreciendo así el valor que se dictamina en el avalúo comercial.

Comments (0)